Saltar al contenido

07 Remedios caseros para eliminar las hormigas

Las hormigas son unos insectos que tienen una doble cara: por un lado, son muy importantes para las plantas ya que cumplen con la función de polinizar las flores, pero por otro, cuando se amontonan y se pasean en grupos por los tallos y ramas… suele ser muy mala señal.

Especialmente durante las primaveras y veranos secos y cálidos suelen verse con los pulgones, los cuales si no se combaten podrían dejarnos sin flores y, como consecuencia de ello, sin frutos.

Así pues, ¿cómo eliminar las hormigas del huerto? Para tener las plantas protegidas de estos insectos, por fortuna existen muchos remedios caseros que podemos utilizar

Si hemos visto que en el huerto hay demasiadas hormigas es momento de tomar medidas. Como las plantas que estamos cultivando son para consumo humano, es importante que los remedios sean ecológicos y, a ser posible, caseros, algo que como vamos a ver no va a ser nada complicado 😉 . Aquí tienes siete remedios para eliminarlas:

  1. Canela: se ha de espolvorear por aquellas zonas de paso de las hormigas, también en la entrada del hormiguero. Hay que ser muy constante y aplicar durante varios días seguidos.
  2. Posos de café: no les gustan nada a estos insectos. Se han de poner cerca de las plantas que queramos proteger.
  3. Limón:
    • Una vez exprimido un limón, rellena un pulverizador con su jugo y pulveriza la zona donde estén las hormigas.
    • Otra opción es cortar un limón por la mitad y con un trozo frotar los troncos. Así seguro que no se acercarán.
  4. Pimientos en spray: a las hormigas les disgusta enormemente el olor, así que se pueden triturar bien con una trituradora y rellenar un pulverizar con el líquido resultante. Después, se pulveriza por donde estos insectos estén.
  5. Agua hirviendo: se tiene que echar en una zona donde no haya plantas, ya que de lo contrario podrían quemarse.
  6. Bicarbonato de sodio: hay que vertir una línea continua a una distancia de unos veinte centímetros de las plantas.
  7. Ruda en infusión: se cortan algunas hojas en trozos y se ponen en remojo 24 horas. Al día siguiente, se aplica mediante pulverización por los caminos que más transiten.
Te puede Interesar  ¿Qué es un injerto, Beneficios y tipos?