Saltar al contenido

Clases o tipos de poda en cítricos

En los cítricos distinguimos las siguientes clases de poda:

  1. De Plantación
  2. De Formación
  3. De Mantenimiento (Fructificación)
  4. De Regeneración o Renovación

PODA DE PLANTACIÓN

Consiste en eliminar parte de las ramas, principalmente las más tiernas. Normalmente el plantón debe tener una rama principal con una altura superior a 80 cm. la cual se cortará a unos 60-70 cm del suelo, bien sea en el propio vivero o bien en la parcela donde se vaya a plantar.

También se eliminarán los brotes tiernos que estén a menos de 40 cm del suelo.

Pasos a seguir:

  1. Deshacer el terrón de tierra adherida a la planta, aunque sea de maceta, en agua, con el fin de no dañar las raicillas que forman la barbada.
  2. Comprobar el estado de las raíces principales y sanearlas. Poda de raíces
  3. Plantar el plantón, en su sitio definitivo, procurando que las raíces queden bien dispuestas en el hoyo.
  4. Cortar el tallo o parte aérea a unos 60-70 cm., medidos a partir del nivel del suelo, ya que la raíz es insuficiente, para resistir la pérdida de humedad por la parte aérea.

PODA DE FORMACIÓN

Se lleva a cabo durante los primeros años de vida del árbol y consiste en crear una estructura de ramas principales adecuada, para que puedan soportar bien el peso de la cosecha y evitar que las ramas de producción se
apoyen demasiado en el suelo.

Durante los primeros años, la poda queda limitada a:

  1. La eliminación de todos los rebrotes que surjan del patrón, hasta una altura de 40-60 cm (protector).
  2. Despunte de alguna, o algunas ramas situadas en el centro del árbol y que por su situación no serán ramas principales
Te puede Interesar  ¿Qué son cactus, crasas y suculentas?

Elección de las FUTURAS RAMAS PRINCIPALES

Estas se seleccionan durante el 2º y 4º año, de entre aquellas que han mostrado mayor vigor y procurando:
A) Elegir un máximo de 3 a 4 ramas
B) Que estén orientadas en todas direcciones, para regular el volumen de la futura copa.
C) Que contribuyan a dar solidez y consistencia a la copa, evitando que surjan de la misma altura.
D) Que faciliten su acceso, evitar ramas muy altas o muy bajas.

PODA DE MANTENIMIENTO O FRUCTIFICACIÓN

Mediante esta poda se pretende corregir los defectos originados por el desarrollo vegetativo del árbol y mantener el sistema de poda elegido, además de regular la producción y favorecer la iluminación, con ello se pretende renovar los órganos de fructificación que estén agotados, y repartir mejor la fruta, mejorando su calidad.

Cuando se siguen las pautas marcadas en la poda de formación y se corrigen los defectos ocasionados por el desarrollo vegetativo, la poda queda en un simple aclareo de ramas cuya intensidad dependerá de los problemas de luz y de la producción.

Una vez que el armazón del árbol ha quedado bien constituido, la poda se limita a:

  1. Suprimir ramas muertas o muy lesionadas
  2. Eliminar las ramas mal dirigidas y mal emplazadas
  3. Respetar ramas horizontales
  4. Levantar faldas a unos 50 cm
  5. Aclarar las ramillas
  6. Las ramillas interiores de relleno deben de ser despuntadas para ramificar lo más pronto posible
  7. Suprimir los chupones del centro de la copa, siempre que no sean necesarios para reemplazar una rama.
  8. Eliminar centros provenientes de chupones no eliminados años anteriores y que ocupan la parte superior del centro.
  9. Respetar las guías y faldas.
  10. Mantener entre árboles vecinos unos 50 cm.
Te puede Interesar  Cortes de Poda y poda correcta en citricos

PODA DE REGENERACIÓN

Este tipo de poda se realiza en los huertos viejos, con árboles agotados, pero sanos y cuyas ramas principales son muy largas, es posible restaurarlos o rejuvenecerlos mediante una poda severa.

Una poda tan enérgica supone un gran desequilibrio, entre la parte aérea y la subterránea, y, por tanto, habrá que reducir las labores de abonado, riego etc. teniendo en cuenta este desequilibrio, disminuyendo, en lo posible el flujo de savia a la parte aérea.

Cada vez se recurre menos a la poda de regeneración, pero lo que si se hace
es aprovechar la necesidad de renovar los árboles para introducir nuevas
variedades.

Para esto se realiza la práctica de la reinjertada