Saltar al contenido

Como producir compost, manejo

Resulta de la descomposición de los desechos de origen vegetal y animal, en un ambiente húmedo y caliente con la presencia del aire y sobre todo de microorganismos.

Este abono puede reforzarse mediante la adicción de la roca fosfórica, cal agrícola y sulpomag.

Materiales para elaborar el compost

Fuente de Materia Carbonada (rica en carbono).- Aserrín de madera,
menos de pino, ciprés, secoya o eucalipto, ramas y hojas verdes de arbustos, desechos de cereales (maíz, arroz, trigo, cebada, quinua), basuras urbanas, desechos de cocina.

Fuente de materia orgánica rica en nitrógeno.– Estiércoles (ganado
bovino, cerdos, cabras, ovejas, caballos, cuyes, conejos, aves, etc.)
sangre, hierba tierna desechos de leguminosas.

Fuente de Materia Mineral.- Cal, roca fosfórica, tierra común, agua.

Elaboración de la compostera

El compost se puede realizar en camas de diferente dimensión, lo
más recomendable es de 1 m de ancho x 5 m de largo y 1 m de alto
para facilitar su manejo.

Antes de apilar los materiales estos deben ser picados, el tamaño ideal debe ser más o menos de 1 cm2, para acelerar y mejorar el proceso de descomposición.

En la base de la compostera se deben poner los materiales más gruesos (tamo de maíz, ramas gruesas) formando una capa de 2 a 3 cm, luego de esta se ubicaran los desechos vegetales frescos (hierba tierna) y secos (tamos de trigo, cebada, desechos de la cocina) hasta obtener una capa de 20 cm más o menos.
A continuación se pondrá el estiércol de los animales hasta formar una capa de 10 cm y finalmente se añadirá una capa de tierra de 3 cm, más
o menos.

Te puede Interesar  Como producir humus de lombriz, manejo

Manejo de la compostera

Se puede utilizar palos y ponerlos en el centro de la compostera para facilitar la aireación de la misma, sin olvidar retirarlos al día siguiente de
elaborar la pila de compost.

Mantenga el montón húmedo (60% humedad), sin excederse pues podría ocasionar pudriciones del material por falta de aireación.

Controle la temperatura para saber si los materiales se están descomponiendo, al inicio esta será de 20 a 25 grados centígrados y en las etapas finales del compost este alcanzará temperaturas entre 70 a 80 grados centígrados, la cual bajará al terminar el proceso de descomposición indicando que el abono está listo.

Para evitar el exceso de temperatura se recomienda remover el montón cada 15 días, y así evitar la pérdida de calidad del abono.

Para activar la descomposición se puede aplicar 2 litros de purín en 20 litros de agua por cada metro cúbico de compostera o aplicar 250 ml de microorganismos eficientes + 250 ml de melaza en 20 litros de agua por cada metro cúbico de compostera.

La cosecha del compost

• Generalmente el compost está listo en tres meses pero depende del material y el manejo que se utilice, alargando o acelerando el proceso de descomposición.
• El compost cuando está listo ha recuperado su temperatura inicial y no presenta malos olores.


• Si todavía no se va a utilizar el abono se recomienda extraer el exceso de
humedad (secarlo bajo sombra), cernirlo y empacarlo.
• El abono empacado debe ser protegido del sol, el viento y lluvia, para evitar la pérdida de su actividad microbiana, así como el lavado y volatilización de sus elementos fertilizantes.
• Almacenarlo en un recinto cerrado, fresco y aireado (no más de 3 meses).

Te puede Interesar  Época y frecuencia de Poda en cítricos

Ventajas del compost

• Mejora la cantidad de materia orgánica.
• Mejorar la estructura del suelo.
• Incrementa la retención de humedad.
• Aporta de manera natural los elementos minerales que requieren las plantas.
• Incrementa la capacidad de retención de nutrientes.
• Incrementa y favorece el desarrollo de la actividad biológica del suelo

Si la compostera despide malos olores, quiere decir que hay un exceso de materia vegetal, el mismo que se puede neutralizar volteando la compostera y aplicando cal o ceniza.

Si la compostera está fría, quiere decir que falta posiblemente humedad, para lo cual habrá que aplicar agua hasta saturación, pues de lo contrario no se activará el proceso de descomposición.

Retarda el proceso de cambio de reacción pH*

Ayuda a corregir las condiciones tóxicas del suelo.

1 o 2 meses antes de plantar, aplica 2 libras por metro cuadrado. Y, ya en la planta, alrededor, cuando el suelo está húmedo y la temperatura baja.